NUEVA ISO 9001:2015: UNA HERRAMIENTA ESTRATÉGICA

La norma ISO se actualiza una vez más, buscando no sólo regular los requisitos que debiera tener un proceso para lograr la conformidad de sus productos o servicios, sino también aspira ahora convertirse en un aliado de las organizaciones para apoyarlas en el logro de sus objetivos estratégicos.

 

En efecto, responde a la creciente demanda principalmente de los directores de empresa, que argumentaban que la certificación en ISO 9001 no les estaba representando impactos significativos en la consecución de objetivos estratégicos, y que tan sólo parecía representar a menudo una validación del sistema documental como un soporte de los procesos.

El Anexo SL, base de la nueva norma, la provee ahora de una estructura que no sólo intenta abordar la parte estratégica, sino que también facilita su entendimiento acomodando de forma óptima sus diversos elementos.

ESTRUCTURA DE ALTO NIVEL

fre

Un primer cambio es la cláusula número 4 “Contexto de la Organización”, y su aportación se basa en un análisis tanto interno como externo que debe hacer la organización, considerando de forma más amplia  que en otras versiones la relación que se tiene con las “partes interesadas”, y obligando a las organizaciones a llevar a cabo una revisión de su misión, visión, amenazas, oportunidades, debilidades y fortalezas, con la finalidad de identificar necesidades y/o áreas de oportunidad que pudieran tener impacto en la planificación del SGC y para la sustentabilidad de la empresa misma.

Un cambio más que mencionar, sumamente necesario en estos tiempos de incertidumbre y cambios constantes a nivel mundial tanto en lo económico como en lo social, es el concepto de “pensamiento basado en riesgos”. Este cambio se ha interpretado de inicio como un sustituto del apartado de acción preventiva de la norma ISO 9001:2008; sin embargo, la intención es más ambiciosa, y es la de hacer de las acciones preventivas parte de la planificación estratégica de la organización. Y con esto se puede afirmar que la nueva ISO 9001:2015 es una norma de sistema de gestión que actuará como herramienta preventiva en todo momento. Para esto se hace referencia a la norma ISO 31000, con su correspondiente enfoque a la ponderación tanto de la probabilidad como del impacto de los posibles riesgos a la conformidad del producto.

Con el fin de mejorar otro punto que había sido objeto de no pocas críticas en el pasado, se hacen otros cambios en la sección de control documental. Los términos documentación y registros se eliminan, y ahora serán nombrados como “Información Documentada”, término que va hacer referencia a toda aquella información requerida para controlar y mantener el SGC.

Por otra parte, un aspecto que había sido también objeto de dudas, y no tanto de las organizaciones sino de los mismos auditores externos y organismos certificadores, era la excesiva centralización que los SGC tenían en la figura del Representante de la Dirección, y que no ayudaba a generar mucho compromiso en otros gerentes y responsables de los procesos, y de hecho tampoco del mismo Director General. Al parecer esto es de lo que ha llamado más la atención de la mayoría de los responsables actuales del SGC, ya que en primera instancia se creía que el rol de este personaje sólo desaparecía; sin embargo, lo que busca el ISO 9001:2015 es de hecho comprometer más a la Dirección General y gerentes de las áreas.

En la nueva estructura de la norma existe ahora la cláusula 5 “Liderazgo”, donde se establece que el rol y/o responsabilidades que recaían en el Representante de la Dirección ahora serán compartidos, logrando con esto mayor compromiso e involucramiento del personal de la organización y sobre todo de los principales líderes de la misma.

Lo anterior son sólo algunos de los interesantes cambios de la nueva versión de la norma, la cual tiene sin duda altas expectativas para las organizaciones interesadas en su implantación.

 

Por Javier Cota Sámano.

Licenciado en Economía con Postgrado en Administración de Recursos Humanos, Maestría en Ingeniería Administrativa e Industrial y Diplomado en Desarrollo Organizacional. Auditor interno de Calidad ISO 9001:2000.

Consultor de Empresas con más de 20 años de experiencia, desarrollando e implementando modelos de Desarrollo Organizacional, Sistemas de Gestión de Calidad y Administración de Personal por Competencias. Consultor en implementación de Sistemas de Calidad: ISO 9001, ISO TS 16949, ISO 22000, ISO 14001.

Especialista en temas de productividad y desarrollo personal. Certificado en norma Conocer, Diseño e Impartición de cursos. Actualmente es instructor base en CCADE.